Los Duritos de “LALA”

Los Duritos de “Lala”

 

En el barrio de la calzada de Guadalupe, en la zona centro, justo donde termina la gran rampa, encontramos un puesto de “fritanga” que es toda una traición en la Capital, Los duros de “Doña Lala”,

Desde hace más de 40 años se instaló en las escalinatas del templo de Guadalupe, Doña Hilaria Lopez Aldama, mejor conocida como “Lala”, quien dedicó casi toda su vida a comercio, desde los tamales que vendía por las mañanas, al terminar la misa dominical, y por las tardes, los elotes cocidos, con chilito y limón, otra de sus especialidades.

siempre custodiada por su fiel  amigo, un perro llamado “El Tigre” y quien la acompañará por más de 14 años, todas las tardes salía a vender sus antojitos,

rodeada todo el tiempo de gente,”Lala” gustaba de platicar hasta largas horas de la noche haciéndose de muchas amistades, desde gente del barrio hasta de otros países,.

Los duros han sido por mucho tiempo uno de los favoritos de los clientes, ya que “Lala” preparaba desde el duro quien cuidaba minuciosamente que no se doblará, hasta rebanar el repollo finamente, siempre ayudada por sus hijas, pero sin duda alguna el toque final es la salsa la cual es, picosa pero muy sabrosa, ya que esta hace correr a todos los clientes por agua o un refresco frío.

En julio de 2014 Lala partió de esta vida terrenal, dejando gratos recuerdos pues hasta el final causó muchas sonrisas ademas, de muchas pláticas pendientes, pero sobre todo nos dejó el gran sabor de sus antojitos ya que sus hijas Juana y Rosa Álvarez, continúan con la vendimia de los famosos duros con cueritos, los tamales y las gelatinas.

Una parada casi obligatoria, pasear por la placita, conocer el templo de Nuestra Señora de Guadalupe y  degustar de un duro con cueritos, repollo y salsa, muy, muy  picosa, toda una tradición en nuestra Capital.

Capital Route agradece a la Sra. Juana María  Alvarez y Familia sus atenciones para llevar a cabo este reportaje.

Cuéntanos tu punto de vista