La Apertura

La Apertura de la Presa de la Olla

El Rancho de la olla fue el lugar idóneo para la construcción de una presa y cuando esta llegara a su máxima capacidad tenía que ser vaciada para su limpieza, pero sobre todo para evitar una catástrofe y así evadir una inundación, pues los caminos del paseo hacia el rancho de la olla corría un río cada vez que llovía, y por su peculiar forma de cañada esta se encharcaba, dejando huella de destrozos y muertes de algunos animales de parcela, que por las torrenciales lluvias terminaban a la salida del río Guanajuato. Desde el siglo XVIII luego de que la Presa de la Olla se llenara por primera vez, fue desazolvada para su limpieza, es entonces donde tiene origen La Apertura de la Presa de la Olla.

La Apertura de las compuertas de la presa, benefició a estos sucesos, púes una vez que llegó a su máxima capacidad, el agua que  expulsó limpió los drenajes y gran parte del río Guanajuato, generando en la población algarabía, pues eliminó los olores fétidos y demás residuos  que las lluvias del año habían dejado.

Cabe señalar que la apertura de la presa de olla se llevó a cabo en los primeros meses del año, pues esta tenía que estar lista para recibir las lluvias de entre mayo y octubre.

Este evento se celebró año con año, donde los reos más peligrosos o quienes purgaban cadenas perpetuas en la cárcel municipal, eran los encargados de abrir las compuertas a manera de castigo y así exhibirlos a la población.

Actualmente la fiesta de la Apertura se lleva a cabo cada primer lunes del mes de julio (si es que la presa está en su capacidad) donde acuden miles de familias capitalinas a las inmediaciones del parque Florencio Antillón, a dar presencia al espectáculo acuático, donde bajo la orden del gobernador y acompañado de la banda de viento del estado, tocando al ritmo del vals Sobre las olas, se abren las compuertas de la presa para dar paso a esta festividad.

Vive tus tradiciones, vive tu Capital

#LivingGuanajuato  

Cuéntanos tu punto de vista