Jardín “El Cantador”

José Carpio y el Jardín del Cantador

Colorido y con una historia muy peculiar en la Capital de Guanajuato cerca del barrio de Tepetapa y El Cerro del Gallo, se ubica este bello parque, su nombre hace referencia al capitalino José Carpio, minero de vocación y músico de corazón, tenía su finca en lo que hoy conocemos como Jardín del Cantador.

José Carpio en las noches, después de la jornada laboral, tomaba su guitarra y dedicaba por horas a cantar coplas y versos a los vecinos y a las muchachas que trataba de enamorar. Era común escuchar noche tras noche las coplas de Don José Carpio, quien además era contratado por los cuevanenses para ambientar fiestas particulares y patronales, querido por los habitantes del lugar, este personaje se ganó el cariño y admiración del pueblo de Guanajuato quien tuvo a bien  llamar a tan peculiar personaje “El Cantador”.

Posteriormente y a la muerte de José Carpio,  su pequeña finca se convirtió en una hacienda de Beneficio, la cual llevaba por nombre Hacienda del Cantador, después a la Guerra de Independencia, la hacienda sufrió modificaciones hasta que se decidió construir un parque en los terrenos de dicha hacienda.

De cantera verde y enrejado de acero a su alrededor, el Jardín del cantador cuenta con 4 piletas de agua, un característico kiosco y pequeñas veredas para recorrer el parque.

Un espacio recreativo y de esparcimiento en la Capital., El Jardín del Cantador.

Cuéntanos tu punto de vista